Si Meliá no quiere caer… ¿subirá?

Mucho tiempo lleva Meliá sin terminar de decidir el rumbo a seguir. No ha aprovechado el rally que lleva el mercado este año y de hecho lleva un año negativo. Eso podría significar olvidarse del valor pero viendo que otros sectores sí han tenido su momento y que se acerca el verano bursátil donde muchos inversores aprovechan para ejecutar beneficios y volver a ver el mercado en septiembre, puede que parte de ese dinero vaya a valores y sectores que no han tenido su momento. Resulta interesante que no haya perdido la zona relevante de 8 y que desde ahí haya ido intentando rebotar aunque de momento no lo ha conseguido. Los rebotes han ido haciendo máximos recientes aunque están lejos de dar un cambio de signo todavía. A pesar de ello se puede buscar una estrategia alcista.

La estrategia pasaría por entrar a estos niveles. El primer objetivo a buscar estaría en 8.5-8.6 para con el tiempo poder visitar 9.5. El stop debería ejecutarse si se perdiera 7.8 de manera clara a cierre de sesión. La relación Rentabilidad/riesgo permitiría hacer la operación.

Los indicadores no están dando momento comprador todavía. Es interesante ver que las manos fuertes en plazo semanal están dejando clara su apuesta por el valor aunque el precio no se está comportando en ese sentido aún. No parece ser que sea para sujetar el precio ya que el volumen es bajo lo que implicaría poca fuerza vendedora. Puede no ser mal momento para entrar en valores y sectores que no han tenido su momento y que no están sufriendo problemas y Meliá puede ser uno de esos con un stop barato.

Esta entrada ha sido publicada en Melia Hoteles y etiquetada como . Guarda el enlace permanente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.