Qué aprender del caso Berkeley

Hoy el mercado ha tenido un nombre propio y ha sido el de Berkeley. Hoy el CSN se ha pronunciado sobre el proyecto que tenía para abrir la mina de uranio en Salamanca vetándolo. El valor se ha desplomado estando suspendida su cotización desde que se anunciara la resolución negativa al no poder casar oferta y demanda ante la avalancha de ventas. La empresa basaba todo su negocio en España en la aprobación de ese proyecto y al no haber sido aprobado su negocio ahora mismo es prácticamente nulo.

Hay cosas que deberíamos aprender de lo que ha pasado y va a pasar con Berkeley:

1.- No apostar todo a una carta. Este tipo de situaciones donde un valor se desploma puede tocarte en algún momento de tu experiencia inversora, tanto en valores “peligrosos” como Abengoa a otros más relevantes como Banco Popular, Enron o Wirecard. En el peor de los casos la empresa quiebra y pierdes todo tu capital y si solo se desploma perderás una gran cantidad.

2.- Invierte en empresas diversificadas. Cuanto más concentrado esté el negocio de una empresa más sustos puede dar tanto para bien como para mal. A veces es difícil diversificar como puede ser el caso de una aerolínea o agencia de viajes y hemos visto las grandes dificultades que han tenido y siguen teniendo durante la pandemia del coronavirus. Su negocio tiene solo una pata y esa ha sido cortada.

3.- No invertir en base a esperanzas. Muchos entraron en el valor esperando que el Gobierno no fuese capaz de rechazar un proyecto así, sobre todo en la España despoblada. No había un conocimiento real detrás de la inversión sino una esperanza de la ocurrencia de un hecho.

4.- Huye de cualquier valor que se mueva solo en base a noticias. Los movimientos de Berkeley en el mercado no se han basado en que su negocio fuera creciendo o disminuyendo, sino en base a las probabilidades de salir adelante o no su proyecto. Cuando se aprobaban licencias el valor subía al calor de esas noticias y ahora que ha sido denegada la aprobación se ha hundido.

5.- Los pequeños valores deben tener un respaldo detrás. Si tú inviertes en un valor de baja capitalización debes saber que si un proyecto sale mal sufrirá mucho más que una empresa grande, por lo que es conveniente que la empresa tenga no solo otros proyectos sino también un respaldo financiero que logre que la empresa sobreviva. Siempre se pueden cometer errores o tener mala suerte con un proyecto y que afecte a la empresa pero si cuando ocurre no hay un respaldo detrás para mantener la empresa…

6.- Saber/Poder salir con pérdidas. A veces nos empeñamos en no perder y eso hace que las pérdidas sean mucho más grandes al final. En el caso de Berkeley había varios avisos donde las resoluciones no eran positivas pero se seguía adelante y el más importante fue el viernes pasado donde se aplazó la resolución a hoy y el valor bajó de manera importante tras ese retraso. Debería haber sido un aviso y haber asumido pérdidas en caso de tenerlas ya que cuando vuelva abrir las pérdidas serán mucho más elevadas. Es fácil ver ahora que podía haber una resolución negativa, pero el retraso no indicaba nada bueno ya entonces y por ello se debía haber aceptado una minusvalía.

Esta entrada ha sido publicada en Berkeley y etiquetada como . Guarda el enlace permanente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *