Recesión

Mucho se viene hablando de recesión tras el impacto que está teniendo el coronavirus. Para evitar el contagio se está confinando a la población lo que paraliza totalmente la economía. Eso es muy probable que termine provocando una recesión, pero vamos a explicar qué es y sus consecuencias.

Una recesión es una disminución de la actividad económica de un país o región durante un periodo determinado de tiempo. La bajada se mide en tasa interanual del Producto Interior Bruto (PIB) y se refleja en términos de producción, consumo, inversión,empleo… El periodo de tiempo se suele considerar como 2 trimestres consecutivos aunque no hay un acuerdo en ese requisito. Una recesión suele tener un periodo «corto» de tiempo, otra cosa sería una depresión con una caída más importante del PIB (se considera un 10% de caída) y el tiempo que dura (3 años) aunque tampoco hay un criterio oficial para ello.

Tanto una crisis como una depresión tiene implicaciones en las variables económicas como por ejemplo:

  • Reducción de la producción de bienes y servicio.
  • Reducción de consumo, sobre todo en productos y servicios no básicos.
  • Aumento del paro.
  • Reducción del beneficio de las empresas.
  • Reducción de la inflación.
  • Reducción de la inversión y gasto.
  • Los precios y los salarios no suelen resultar tan afectados y no bajan tanto en estas ocasiones.

Esta entrada ha sido publicada en Formación y etiquetada como . Guarda el enlace permanente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.