Renault asusta pero no tanto como parece

La semana pasada Renault sorprendía al mercado anunciando un profit warning que hizo caer al sector de manera brusca. El anuncio de una reducción de sus ingresos de un 3-4% y un margen operativo un punto por debajo de lo que se esperaba supuso un duro golpe al valor. Si de por sí ya llevaba una tendencia bajista esta noticia ha hecho que bajara más abruptamente. Sin embargo no ha terminado de romper por debajo por lo que se puede buscar una estrategia alcista.

La estrategia pasaría por tomar posiciones a estos precios. El objetivo a buscar estaría en 60 aunque se podrían tomar parciales en 55. El stop inicialmente habría que ponerlo en 46,5 aunque habría que ir subiéndolo según lo haga el precio. La relación Rentabilidad/riesgo permite hacer la operación.

Los indicadores son bajistas en todos los plazos. Las caída no ha hecho nuevos mínimos en los indicadores por lo que ha dejado unas deivergencias que pueden dar un rebote. La caída está apoyándose en los mínimos del año y del año pasado, que supone el 50% de la subida y en zona por donde pasa su media de largo plazo mensual. Cuando una empresa notifica este tipo de noticias al mercado se suele sobrerreaccionar y deja oportunidades para un rebote por lo que esta vez puede pasar lo mismo y el stop no está para nada lejos.

Esta entrada fue publicada en CAC, Valores extranjeros y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *