Ampliaciones de capital

Cada vez que hay una ampliación de capital muchos se hacen la misma pregunta, ¿conviene acudir? Y en caso de hacerlo, ¿interesa más vía acciones o vía derechos? Además de eso también está la opción de arbitraje en la ampliación si es que ésta termina saliendo adelante, algo que suele ocurrir en la mayoría de los casos.

La ampliación de capital es un recurso que tienen las empresas para captar dinero fresco. Se realiza emitiendo nuevas acciones de la empresa o aumentando el valor nominal de las que ya existen. Cuando se emiten nuevas suelen tener los mismos derechos que las antiguas, aunque puede haber alguna excepción.

Vamos a tratar de explicar los diferentes puntos a considerar en una ampliación a cuenta de la que está llevando actualmente Cellnex.

Acudir o no a la ampliación

Depende. No hay una respuesta clara a esta pregunta y dependerá de la función a la que pretende destinarse el dinero captado. Hay varias opciones habituales para ello:

  • Si busca entrar en nuevos negocios o crecer en los que ya está puede ser una buena opción. Basta con ver la evolución del negocio para comprobar si va por el buen camino y si lleva una senda de crecimiento en sus cuentas trimestrales/anuales. Si el negocio mejora cada presentación y busca expandirse puede ser una buena opción de incorporarse.
  • Cuando busca adquirir otras empresas hay que analizar qué aporta ese nuevo negocio y sobre todo qué ventajas le traería. No es lo mismo la adquisición de un competidor y crecer dentro del nicho de mercado que embarcarse en negocios en los que no ha participado anteriormente y ajenos al negocio principal. En este caso es difícil saber cómo saldrá la adquisición y por tanto complicado acertar normalmente.
  • Cuando busca saldar deudas antiguas la respuesta en la mayoría de los casos suele ser no acudir. En el caso que ha ido presentando malos resultados de manera recurrente es difícil pensar que con nuevo dinero lo harán mejor. Hay caso que sí lo solucionan pero muchas veces solo van alargando la agonía. En este caso no es lo recomendable acudir.

Vía acciones o derechos

En este caso de acudir a la ampliación la siguiente pregunta es qué conviene más y la respuesta es que depende del precio de cada uno. Para ello puede usarse una simple calculadora o si queremos una hoja de cálculo como la anexa ( https://bolsatero.com/wp-content/uploads/2019/10/AK-1.xlsx) Basta con introducir los distintos campos en cada ampliación (ejemplo para la de Cellnex a cierre de 16/10/2019) Dependiendo del precio de la acción por cada una de las vías se podrá determinar la mejor manera de acudir. Normalmente suele haber poca diferencia entre ambas formas pero siempre es conveniente asegurarse y elegir la mejor opción.

Arbitraje durante la ampliación

Gracias a tener calculado el precio de entrada vía derechos o acciones podemos encontrar a veces opciones de arbitraje en la operación, es decir, una manera de tomar posiciones largas y cortas en la misma acción consiguiendo un beneficio “seguro”. La opción, cuando se produce, es ponerse corto vía acciones a la vez que cubrimos esas mismas acciones vía derechos. Posicionarse corto en la acción serán el número de acciones que vayamos a adquirir vía derechos (se supone una garantía del 100% para tomar esa posición) y el coste de las acciones vía derecho serán los derechos comprados en el mercado más el coste de las nuevas acciones. Para calcular el porcentaje de la inversión que se obtendría basta con calcular la diferencia entre los costes de ponerse corto y largo entre el total del gasto realizado.

Esta entrada ha sido publicada en Formación y etiquetada como . Guarda el enlace permanente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.