Xi Ping, Donald Trump y la guerra comercial

Ceteris paribus supone analizar un factor mientras el resto permanece inalterado. Con ello se trata de aislar una variable para la ver la influencia que tiene sobre un fenómeno analizado.

Estados Unidos y China se encuentran inmersos en una guerra comercial desde hace meses. Esto ha supuesto un incremento de aranceles por ambas potencias. Los aranceles no ayudan a ninguna de las potencias y mucho menos a los consumidores, ya que el incremento de los costes termina repercutiendo en ellos. En vez de beneficiar a los ciudadanos de cada potencia hace todo lo contrario.

La primera impresión que se puede tener es que la guerra comercial la ganaría Estados Unidos ya que importa mucho más del gigante asiático que lo que exporta al mismo, tanto por cantidad como por precio. Sin embargo con eso estaríamos aislando al resto del mundo que interactúa con ellos, algo que no sería real. Ese análisis supondría ceteris paribus… algo que no suele ocurrir.

Mientras Estados Unidos, por boca de su presidente, va usando la amenaza de aranceles contra todos los países de los que no consigue lo que quiere (Canadá, México, India, Europa…) China ha ido reduciéndolos con el resto de países con los que intercambia bienes ( https://www.eleconomista.es/economia/noticias/9949664/06/19/El-tiro-por-la-culata-China-se-venga-de-Trump-rebajando-los-aranceles-al-resto-de-socios-comerciales-.html ). Una vez que se analizan el resto de factores ya no parece tan claro que la guerra vaya a ganarla Estados Unidos, más bien al contrario. Mientras una potencia se aísla la otra va abriéndose al comercio.

El presidente americano está inmerso en la reelección y necesita un rival extranjero sobre el que basar su campaña. China ha servido para ganar popularidad pero se está agotando después de tanto tiempo, vender durante demasiado tiempo un acuerdo y ni alcanzarlo ni terminar rompiéndolo da poca credibilidad, por lo que es más probable que termine cerrando un acuerdo más pronto que tarde. Con ese trabajo hecho se embarcaría en otros «enemigos» en los que fijarse para que su popularidad no bajara y ser reelegido.

Por otro lado China no es tan democrática y con el único partido en el poder no tiene el riesgo de perder poder. Tiene el riesgo que si cede demasiado en la negociación con Estados Unidos otros países podrían pedir lo mismo, algo que no están dispuestos a permitir de momento. Necesita llegar a un acuerdo para seguir creciendo en los niveles en los que ha venido haciéndolo en los últimos años.

¿Qué ocurriré en el futuro próximos? Es difícil de asegurarlo aunque el hecho que se termine llegando a un acuerdo gana posibilidades. Eso haría subir los mercados y superar máximos. En pocos días lo sabremos.

Esta entrada ha sido publicada en Otros y etiquetada como . Guarda el enlace permanente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.