Renault puede no terminar hundiéndose

Mucho daño ha hecho y sigue haciendo el tema aranceles de Estados Unidos. Lo que en principio iba a ser una guerra comercial China – Estados Unidos se ha ido trasladando a otras regiones. El sector automoción ha sido uno de los perjudicadores y tanto fabricantes como empresas auxiliares han sido penalizados en bolsa. Renault ha sido una de ellas pero sin embargo ésta no ha perdido soportes. Por ello, si no se produce el peor de los escenarios, podría dar entrada para una estrategia alcista.

La estrategia en Renault pasa por comprar a estos precios. Los objetivos a buscar estarían en 76, 80 y 96 a largo plazo. El stop debería ejecutarse si el precio pierde 70. La relación Rentabilidad/riesgo permite hacer la operación.

Los indicadores son positivos solo en el muy corto plazo mientras en el resto son negativos. Las distintas caídas que ha ido teniendo han dejado divergencias tanto en Macd como en Rsi. El volumen en la zona de soporte no está siendo alto lo que indica que no se producen ventas y el cuidador apenas tiene que intervenir. Si al final el escenario planteado con los aranceles no resulta tan negativo puede ser un gran momento para incorporar a Renault en la cartera.

 

Esta entrada ha sido publicada en CAC y etiquetada como , , , . Guarda el enlace permanente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.