Hundimiento o sano retroceso

Queda claro que el escenario idílico alcista donde todo subía ha quedado atrás. La volatilidad ha llegado y puede estar un tiempo con nosotros. Llevábamos mucho tiempo con complacencia y eso se puede ver en el índice VIX (el índice del miedo) que ha estado en zona de mínimos históricos durante meses. Ese es el plazo que le ha dado el mercado al gobierno de Estados Unidos para que defina sus políticas económicas. Esta política proteccionista de «America first» está empezando a tener forma y al mercado no le gusta. Estas políticas se verán reflejadas a más largo plazo pero los primeros síntomas ya los tenemos. 

La política expansiva de la anterior presidenta de la FED con el dinero barato se ha acabado. La buena marcha que lleva la economía americana desde hace años está haciendo subir la inflación y con el fin de evitar una burbuja se van a subir los tipos de interés. La subida que el mercado manejaba era de 2 incrementos a lo largo de 2018 aunque con el cambio de presidencia eso ha cambiado. Se está manejando 3 subidas e incluso 4 a lo largo de este año. Las subidas nunca son bien recibidas por el mercado, más cuando se preveen que cuando ocurren. La incertidumbre de ello también hace que el dinero, que es muy cobarde, huya hacia sitios más seguros. Ese trasvase de dinero se refleja en la entrada de capital en la renta fija que está subiendo sus rentabilidades.

Y esta caída que se está produciendo… ¿será la corrección que tantas veces se ha comentado? Pues parece difícil que así sea. Hay varias razones que hacen pensar en eso. No ha cambiado la política macroeconómica tanto como para pensar en ello. Los beneficios empresariales están siendo buenos y aunque es cierto que estos van retrasados con la economía no hay visos que vayan a cambiar en el muy corto plazo. 

Cuando la economía se deteriora y las bolsas caen no lo hacen con caídas tan fuertes. Cuando ocurre caen más lentamente, planteando dudas y quedando la gente más enganchada. Las caídas bruscas son más síntoma del miedo repentino a perder dinero que tiene la gente. Si algo cae se vende para evitar más pérdida lo que equivale a aumentar las caídas. Eso se acentúa con la operativa automática de los brókers que hacen aumentar las pérdidas. 

Veamos cómo empezó la gran corrección en 2008 que hizo caer al mercado desde 16.000 a 6.000. No hubo grandes retrocesos y cuando empezó la gente a salir ya tenía una importante pérdida.

En la crisis de las punto com ocurrió algo similar. Caídas suaves por techo de mercado y cuando se quiso empezar a ejecutar stops la pérdida ya era importante.

¿Y ahora qué está pasando? Caídas bruscas haciendo perder soportes. Ir a 7.500 en esta caída… pues no parece lo más probable aunque pueda ocurrir. Lo normal sería un rebote aunque el Ibex llegase a tocar 9.500. Si la caída está siendo virulenta el rebote debe ser de la misma manera. Eso sí, siempre hay que esperar a que el mercado no lo indique para acompañar su movimiento.

A largo plazo sin embargo sí se puede estar acabando el ciclo alcista pero eso no debería ocurrir en este momento sino más adelante. En cualquier caso lo veremos.

 

Actualizado 10/3: El pronóstico de susto y no fin del ciclo alcista se ha cumplido. La temporada de resultados empresariales ha sido positiva y la mayoría de las empresas han presentado buenos resultados superando expectativas incluso. Las fuertes caídas del mercado han sido recuperadas parcialmente en casi todos los índices y por ejemplo el Nasdaq ya está haciendo nuevos máximos. Los que vendieron en el pánico pensarán que los mercados volverán a caer y en algún momento lo harán pero ahora mismo…

Esta entrada ha sido publicada en Otros y etiquetada como . Guarda el enlace permanente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.