Quedarse pillado NO es una opción

Quedarse pillado sucede cuando se compra una acción y se deja correr las pérdidas latentes sin ejecutar la venta. Aparte de no parecer nada lógico dejar correr las pérdidas, no debería ser una de las opciones que deberíamos tomar. Algunos llegan a decir que la pérdida existe solamente cuando se vende la acción. Es cierto que a efectos fiscales no computa hasta que no ejecutas la venta pero en realidad esa pérdida tú ya la tienes. 

Tienes pérdida porque no puedes disponer de ese dinero. No disponer del dinero supone como mínimo el coste de oportunidad (lo que obtendrías si hubieras dejado tu dinero ausente de riesgo). Este concepto es algo que se suele olvidar y que es muy útil a la hora de invertir. ¿Invertirías para obtener un 1% si por dejar el dinero en el banco sin hacer nada obtuvieses un 3%?. No parece muy lógico, ¿verdad?.

También tienes pérdida porque tu activo vale menos que cuando lo adquiriste. Si quisieras/necesitaras deshacerte de él lo harías a un precio menor del que lo compraste y ahí la aplicarías. Todo el mundo entiende que si tu piso vale menos tú no estás ganando sino perdiendo aunque no lo vendas, ¿verdad?. Con las acciones sucede lo mismo.

Y algo muy importante que se suele «olvidar». Si aceptamos una pérdida vamos a tener la opción de comprar más barato. Si salta mi stop con 5% de pérdidas y puedo volver a comprar un 15% más barato he evitado una pérdida de un 10% y si vuelve a mi nivel inicial de entrada conseguiré un beneficio en vez de salir solo sin pérdidas, ¿no?. Con un ejemplo se ve más claro: Si compro 50 acciones a 10 y me salta el stop (5% en 9.5) la pérdida sería de 25. Vuelvo a comprar esas acciones un 15% por debajo (8.5) y si vuelven a 10 estaré ganando 50 (75 de las ganancias menos 25 de la pérdida). ¿Mejor ganar 50 si vuelve a 10 o esperar que vuelva para recuperar la inversión?. Suponiendo que vuelva, claro.

Quedarse pillado se hace porque se espera que un valor vuelva a subir… algún día. Pero si no lo hace tendremos una pérdida virtual grande cuando queramos darnos cuenta. Una vez que ya tenemos un dinero inmovilizado en el valor y pérdidas latentes importantes, ¿qué hacemos?. Lo que suele suceder es que se termina vendiendo con abultadas pérdidas. ¿Mejor vender con pocas pérdidas y asumir el error o quedarse pillado y ver si algún día rebota?. Cada uno que haga lo que crea, pero parece clara la idea.

Esta entrada ha sido publicada en Formación y etiquetada como . Guarda el enlace permanente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.