Compra mal, vende peor

Todos tenemos la idea de comprar barato para vender caro aunque también sabemos que eso no es posible siempre. De hecho suele ser bastante complicado. Cuando se sigue un plan de trading se sabe que a veces se compra caro para tratar de vender más caro aún. Sin embargo si se sigue el plan se sabe que hay stop loss que aplicar en el caso que el mercado se dé la vuelta. El problema está cuando nos saltamos el plan y compramos por «instinto». En ese caso normalmente hacemos una mala compra.

Al comprar por «sensaciones» normalmente hacemos una mala elección del momento de entrada. Habitualmente la compra la hacemos por euforia y a veces cerca de una zona de resistencia. Lo frecuente es que en esos casos la compra no sea para nada buena y cuando nos demos cuenta tratemos de autoconvencernos que saldrá bien, que solo es un recorte momentáneo, que recuperará…. Tendemos a pensar que aunque hayamos entrado mal el mercado nos recompensará nuestro fallo. Craso error. Lo normal es que el mercado nos haga pagar el error cometido. 

Lo mismo ocurre cuando vemos que nuestro valor está cayendo. Si no hemos seguido nuestro plan de trading lo normal es que cuando nos queramos dar cuenta nos encontremos con pérdidas latentes importantes y no sepamos qué hacer.  En ese caso tenemos pánico y vendemos aún sabiendo que no es el mejor sitio. Pensamos que mejor asumir pérdidas por si el valor se va mucho más abajo. Muchas veces nuestra venta se produce cerca de una zona de soporte. Si llevamos pérdidas considerables… ¿no podemos asumir un 2-3% más por si ocurre el rebote?

Cuando operamos con euforia o pánico lo hacemos mal y a pesar de ello todos alguna vez lo hacemos, sobre todo lo primero. Aunque hayamos hecho una mala compra no debemos rematar la operación con una peor venta.

Esta entrada ha sido publicada en Otros y etiquetada como . Guarda el enlace permanente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.