A vueltas con Abengoa

Desde la macroampliación de la semana pasada no paran de aparecer análisis técnicos del valor. Análisis que se hacen a medio-largo plazo como si fuera analizable. Análisis que dicen que el valor va a recuperar los niveles previos a la ampliación en el corto plazo. Que si va a ir a 0.05, 0.1 e incluso 0.18. Sinceramente NO ME CREO NADA. Quien hace ese tipo de análisis parte de premisas equivocadas o hace análisis demasiado fantasiosos. Esos objetivos de cotización suponen duplicar cuando menos la valoración y en el mejor de los casos multiplica por 10 el valor de la empresa. Total, el papel aguanta todo, ¿no?. Y eso sin contar que ha habido inundación de papel por una razón…

La razón esgrimida es porque hay un hueco pre y post ampliación y que se tapará en breve. Según ese razonamiento cuando hacen un split o contrasplit apostarán que el valor va a ir a cubrir ese gap dejado. Si Abengoa hace el contrasplit, como así ha dejado caer su presidente, y pongamos que hace un canje 100 X 1 (100 acciones antiguas equivalen a 1 nueva)  se pondrán todos cortos porque la acción tapará ese gap. No parece nada realista, ¿verdad?. 

También no he parado de leer análisis diciendo que la empresa está barata. Pero no se dice que antes estaba mucho más barata. ¡Y sabiendo que la iban a rescatar!. Antes de macroampliación la empresa tenía una valoración en el mercado de  cerca de 209 mill. € (83 mill. acciones tipo A a 0.45 y 858 mill. de acciones tipo B a 0.2). Actualmente tiene una valoración a mercado de 420 mill. € aproximadamente (1.660 mill. acciones tipo A a 0.045 y 17.175 mill. tipo B a 0,02). Si ahora solo se valoran sus acciones en el mercado antes debería ser igual. Las incertidumbres que había antes sobre la venta de activos siguen igual ahora. Si antes no nos creíamos los datos de la empresa por qué deberíamos creerlos ahora. No ha habido nada nuevo y solo inundación de papel… ¿En qué nos basamos para decir eso?.

Otro análisis curioso es cuando tratan de compararlo con otros valores como Gamesa, que ha multiplicado por 20 su inversión en pocos años. Siendo empresas tan diferentes que han tenido problemas muy distintos, ¿pueden compararse?. Podríamos compararlo con Pescanova, Coemac (antigua Uralita)… Ninguno de esos casos ha sido positivo para el accionista. ¿Por qué comparar solo con lo que nos interesa?

La acción ahora mismo es una APUESTA, no una inversión. Conozco a alguien que dice que es como comprar lotería donde como mucho puedes perder la mitad (siempre que no hagan contrasplit) o todo si quiebra. No hay nada que diga que va a subir pero todo el mundo cree en eso. Casi todo el mundo tiene acciones, yo también. Es una cantidad menor que en cualquier otra posición por esa razón. Algo que no es analizable y que solo es intuición… Si sale bien habré sacado una buena rentabilidad y si sale mal será una pérdida un poco mayor de lo habitual. 

Resumiendo, nadie puede analizar la acción desde el punto de vista técnico porque no se puede. Quien lo diga se autoengaña y trata de engañar a los demás. Desde el punto de vista fundamental con los continuos datos falsos que ha ido sacando también resulta una utopía. Es simplemente una apuesta, no hay nada que diga que vaya a subir, solo el sentimiento colectivo. Los que entren o estén dentro que lo consideren así. Y los que estén comprados desde un precio bastante alto y tengan pérdidas latentes muy importantes simplemente que no vendan, da igual perder un 92% que un 94%. A estas alturas la pérdida potencial es mínima comparada con la recuperación que pueden obtener, aunque dudo que muchos puedan recuperar todo lo que invirtieron en esta empresa.

Esta entrada fue publicada en Abengoa y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *