Abengoa rompe amistades

Hace unos años para comprar o vender un valor tenías que ir hasta tu banco e indicar al cajero la operación que querías realizar y él la ejecutaba. Esto hacía que la inversión en bolsa no fuera tan frecuente como es ahora. También hacía que se invirtiera a más largo plazo. Ahora todo el mundo puede realizar ese tipo de operaciones desde un simple móvil. Eso ha hecho que mucha gente entrase en bolsa sin tener los mínimos conocimientos y buscando rentabilidades a mucho más corto plazo. Muchas de las veces esa nueva gente en el mercado viene recomendada por ese amigo que lleva años invirtiendo en bolsa. Cuando las inversiones/especulaciones salen bien se estrechan lazos pero cuando no… Y eso es lo que ha pasado con Abengoa.

Ese amigo la mayoría de las veces no cuenta muchas cosas porque o no las sabe o no las considera importantes. Seguro que no cuenta que la empresa llegó a costar 6€ la acción A y 4 la B a solo unos céntimos (sin contar la última caída).  Muy probablemente tampoco contará que la empresa ya hizo caídas similares no hace tanto. Que iba a ser rescatada sí, pero no a costa de quien. De hecho eso último tampoco se sabía con seguridad aunque se podía intuir. Tampoco habrá contado otras cosas básicas en bolsa como son los stops, gestión monetaria… Simplemente te dice compra tal valor porque va a subir mucho y tú lo haces. Eso ha hecho que a día de hoy haya mucha gente pillada en el valor que tendrá que esperar mucho tiempo para recuperar su dinero… si es que lo hace alguna vez.

No vamos a entrar a valorar la empresa y menos después de la caída del viernes. Hacerlo en estos momentos tras la macroampliación resulta bastante irreal.. Es cierto que la empresa puede haber llegado a su rescate final y estos sean los últimos coletazos. O puede que no sea así… Lo probable es que a medio plazo haga un contrasplit para reducir acciones y subir el valor de cotización de las resultantes. Pero eso es algo que a día de hoy no se sabe ni está reflejado en ningún sitio. También es muy probable que se acabe unificando los dos tipos de acciones.

Lo llamativo es la cantidad de gente que “sabía” y dice “saber” lo que va a hacer el valor. Unos “sabían” que el rescate iba a disparar la cotización y otros que se iba a desplomar. Unos se apuntaron al carro ganador con las subidas y se han quedado pillados en muchos casos. Los otros no se pusieron cortos en el valor cuando de haberlo hecho ahora tendrían enormes plusvalías. Si tan buenos hemos sido todos… ¿por qué muy pocos han aprovechado el movimiento? No seré yo quien diga que no pensó en subidas y de hecho se planteó una estrategia en el valor. Como todas ellas tenía un stop que de respetarlo hacía que la pérdida fuera limitada. También es cierto que en un momento se intentó entrar corto en el valor pero el broker no permitió la operación. Desde luego no seré yo quien dé lecciones.

Ahora también los hay que tratan de adivinar el futuro como si fuera analizable técnicamente.Tras inundar de papel el mercado y estar en mínimos cotizables aventurarse a eso es lanzar una moneda al aire. Hacerlo por fundamentales tampoco resulta viable al menos hasta que se dé una información real por parte de la empresa. Decir que subirá desde estos niveles es lo fácil, pero también puede caer hasta el mínimo admitido a cotización de 0.01 o hacer un contrasplit y caer más como ocurrió con otros valores. Sin saber cual es el plan del equipo gestor y las desinversiones que va a hacer es mera utopía.

El tiempo dirá qué pasará, pero lo que está claro es la cantidad de amistades que ha roto Abengoa…

Esta entrada fue publicada en Abengoa, Otros y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

1 respuesta a Abengoa rompe amistades

  1. joan dijo:

    claro que puede caer mas, contrasplit de 100×1 y el valor vale 2,4 €, mira si hay caida otra vez hasta 0,01€

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *