Configuración de carteras

Hace no mucho me preguntaban sobre cómo configurar una cartera. Alguien la quería reconfigurar la suya y su duda era cómo hacerlo. La decisión de cómo tener configurada una cartera depende del perfil de inversor que sea cada uno. No hay cartera ideal para todo el mundo, sino que lo que para uno es bueno para otro no puede ser tanto. Lo que sí existen son carteras buenas y mala, o dicho de otro modo, carteras rentables o perdedoras. Unos prefieren invertir a largo plazo, otros prefieren aprovechar los calentones del mercado, hay que entra en valores por análisis fundamental, otros por técnico… 

A pesar de existir tantos tipos de cartera como inversores se puede tratar de crear una cartera «tipo». Para ello primero debemos saber qué tipo de inversor somos. Definamos a grandes rasgos algunos tipos:

Conservador. Tienen aversión al riesgo y prefieren valores con poca rentabilidad pero seguros. Suelen estar comprados en grandes valores del mercado con una tendencia alcista de fondo y con reparto de dividendo. Sus valores suelen estar en mercados importante, no suelen invertir en mercados emergentes y de riesgo. Acostumbran a ser inversores a largo plazo. Buscan obtener una rentabilidad algo superior a la inflación. Su riesgo no suele ser superior al 10% de su capital.

Moderado. La rentabilidad que buscan es mayor y por tanto asumen un mayor riesgo. Ese riesgo puede deberse tanto a valores como a mercados más volátiles. Suelen usar análisis técnico para encontrar tendencias en los valores. Acostumbran a operar un número más amplio de valores de manera que las pérdidas de alguno pueden ser compensadas por las ganancias de otros. La duración de los valores en su cartera es menor que en el caso de los conservadores, pudiendo ser desde semanas hasta meses.

Agresivo. Su inversión se realiza en el corto plazo. La duración de los valores en su cartera es bastante corta pudiendo ser desde compra-venta intradiario a algunas semanas. Su catálogo de acciones es muy amplio y la rentabilidad buscada también. Del mismo modo asumen un riesgo mayor. Suelen operar según un patrón técnico con stop bastante ajustados.

Y a todo esto, ¿qué cartera sería la ideal? Pues dependiendo el perfil inversor de cada uno puede variar pero lo recomendable sería una mezcla. De esta manera tendremos dinero invertido a todos los plazos: corto, medio y largo plazo. Lo lógico es empezar por un cartera con un claro perfil conservador al principio y según vayamos cogiendo habilidades y experiencia en el mercado ir haciendo algo más agresiva la cartera. También depende de la cantidad de la que dispongamos para invertir, ya que si es pequeña no podemos estar en todos los frentes. Suponiendo que nuestro capital fuera suficiente la cartera podríamos hacerla con valores de larga tendencia alcista que nos fueran dando dividendos (grandes valores) y por otro con una cantidad que fuéramos invirtiendo en el corto plazo (small caps principalmente). 

Según el momento del mercado el reparto de capital lo podríamos variar: asumir más riesgo en mercados alcistas y reducirlo en bajistas. En todos los casos debemos poner un stop por si el mercado no va en el sentido que esperamos. Pongamos un ejemplo de la cartera que podría plantearse según sectores.

Conservador: Valores del sector financiero, eléctricas, constructoras, telecomunicaciones. Todos ellos valores de gran capitalización que están dentro de un sector regulado o trabajarían casi en exclusividad para los gobiernos. Ejemplo de valores: Santander, BBVA, Ferrovial, Telefónica, Repsol, Gas Natural, Endesa…

Moderado: Valores de distintos mercados que tuvieran tendencia alcista de fondo. Su capitalización sería media. Pueden ser de los mismos sectores que los anteriores pero serían empresas más pequeñas. Ejemplo de valores: Gamesa, Sabadell, Grifols, Acerinox, Dia, Sacyr, Zardoya, Atresmedia…

Arriesgado. Valores de cualquier sector, normalmente de muy baja capitalización. No pertenecen a ningún sector regulado y sus movimientos son más bruscos. Ejemplo de valores: Tubos Reunidos, Ence, Codere, Natra, Duro Felguera…

 

Esta entrada fue publicada en Formación. Guarda el enlace permanente.

1 respuesta a Configuración de carteras

  1. Ana dijo:

    Muy buen post, muy recomendable! Reciba un cordial saludo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.