El petróleo baila con la OPEP

Esta semana el petróleo nos ha sorprendido con un rebote importante para lo que suele hacer. La reunión de la OPEP donde han alcanzado un principio de acuerdo para reducir la producción ha provocado dicho movimiento. El acuerdo todavía está por concretar y hay más países implicados fuera de la OPEP, pero ya sabemos que los mercados se anticipan a los acuerdos. El movimiento ha sorprendido por su brusquedad, no porque haya roto ninguna resistencia. No hace tanto el petróleo cotizaba por encima de 130 y a día de hoy lo hace en el entorno de 50, por lo que todavía queda mucho para pensar en recuperar esos niveles, si es que lo hace. A estos niveles no todas las extracciones son rentables, por lo que muchas están esperando subidas para ponerse en funcionamiento como puede ser el fracking o extracción en aguas profundas. Tampoco todos los países consiguen extraer petróleo al mismo precio, de manera que según suba el precio algunos países no pertenecientes al cártel aprovecharán para producir más.

En lo que respecta al precio se ve que en los últimos 2 años ha bajado desde los más de 130 a casi 30 para recuperarse posteriormente. Esa recuperación no ha superado en ningún caso el 23.6 fibo en la zona de 57, ni incluso tras el rebote de esta semana. Esa zona va a ser de difícil superación aunque con noticias que apoyen el movimiento puede conseguirlo. Cualquier movimiento especulativo debe esperar a superar dicha zona. Está claro que el movimiento viene con fuerza pero le queda atacar la zona de resistencia todavía. Veremos qué hace una vez llegado a ese punto. 

Si queremos operar con el petróleo debemos esperar a la rotura de la zona de 57 de manera clara. La subida podría llevar el precio a 65 o como máximo 71 (38,2 fibo). Por encima de ese precio será complicado verlo en el corto-medio plazo. Las razones más que técnicas son fundamentales. En cuanto el precio suba muchos pozos empezarán a ser rentables y se volverán a poner en funcionamiento. Además la economía global tampoco va a crecer tanto como para impulsar tanto la demanda. Otra cosa será que se produzca un nuevo recorte de la producción, que en ese caso el precio subiría mucho más, pero eso es algo que se puede descartar en el medio plazo.

Esta entrada ha sido publicada en Petróleo y etiquetada como , . Guarda el enlace permanente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.