¿Y qué hacemos con DIA?

DIA es un valor que está en boca de todo el mundo. Desde hace meses no para de caer y va haciendo mínimo tras mínimo.  Lleva una caída del 89% en el año lo cual deja claro el «buen» rato que hace pasar a sus inversores. Apenas capitaliza poco más de 25 millones de euros lo que ha hecho que abandone el Ibex 35 recientemente. Las cuentas que ha ido presentando cada vez han sido peores dando muestra del mal momento que atraviesa el negocio pero muy lejos de ser negativas.  Su gran inconveniente es la deuda que acumula, algo tan normal en tantos valores que ya no sorprende. Algo que en su día podía parecer asumible a día de hoy se antoja imposible… Así cambian las cosas en el mercado.

Detrás de toda esta caída está no solo el mal momento de la empresa que está perdiendo cuota de mercado, sino que también hay una posible OPA por parte de Mikhail Fridman. El magnate ruso está tratando de hacerse con la empresa y lo va a conseguir a precio de saldo. Empezó a hacer compras en 5 y ha ido comprando más hasta quedarse al borde de la OPA ya que ha alcanzado el 29,9% de la empresa. Si superara el 30% se vería obligado a lanzar una OPA por el 100% del capital. La posible OPA en DIA se lleva rumoreando mucho tiempo y Fridman no la ha negado nunca ya que expandiría su negocio. 

Y la pregunta importante es ¿qué hacer con DIA a estas alturas? Si se está dentro está claro que lo mejor es esperar a la posible OPA. Quien más quien menos tiene pérdidas latentes importantes y aunque pueda caer algo más la posible OPA se supone que se hará bastante por encima. Cuándo ocurrirá está por ver aunque se estima que podría ser a principio de 2019 a lo largo del primer trimestre. 
Hay varias razones para pensar que la OPA será por un precio superior. 

Por un lado la empresa cotiza por debajo de su valor fundamental, muy por debajo de hecho ya que éste sitúa el precio objetivo entre 1,7 y 2. Es un precio que puede variar de acuerdo a los resultados, pero en cualquier caso por encima de 1 € (a cierre de hoy el precio era 0.41 €). No es que el precio objetivo sea el que tenga que ofrecer el magnate ruso por DIA, pero si ofreciera un precio muy inferior es probable que no hubiera un buen recibimiento por parte de los inversores que no le venderían sus acciones.

Por otro lado la empresa viene descontando el peor escenario posible. El mercado ha llegado a especular con que no podía pagar sus deudas a corto plazo y eso ha hecho caer un poco más su cotización. Un poco  más respecto a los que compraron hace tiempo, porque para los recientes es una pérdida importante. La empresa se ha encargado de desmentirlo y podría tener un repunte fuerte.

También tiene riesgos la empresa, no todo son oportunidades. Por un lado tiene una deuda que es impagable y está renegociando con los bancos una refinanciación que de no conseguirla podría llegar a quebrar la empresa en el peor escenario. También se viene especulando con una posible amplicación de capital que haría bajar más la capitalización. Otro riesgo a considerar es que la OPA no termine realizándose lo que podría por terminar de hundir a la empresa.

Analizando todas las circunstancias tiene más pinta de oportunidad que de riesgo el valor. DIA no es un valor en el que habría que pensar en poner mucho capital y mucho menos si el perfil inversor es conservador pero para alguien algo agresivo sería una buena opción. El objetivo que se podría pensar en alcanzar estaría en 0.6 en el corto/medio plazo y posiblemente 1 más adelante. Hay que tener en cuenta que por debajo de 0.33 no habría ningún interés para estar comprado.

Esta entrada ha sido publicada en Dia y etiquetada como . Guarda el enlace permanente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.