A cuenta de las subidas espectaculares

Esta semana pasada hemos disfrutado de valores que han podido subir más de un 100% durante la sesión como ha sido el caso en Pescanova o en Service Point. Service Point lleva meses cotizando y lleva cayendo casi desde entonces hasta esta semana. Pescanova volvió al mercado la semana pasada y no se había movido demasiado hasta el viernes anterior a última hora. He de reconocer que en todos los años que llevo en este mundo esas subidas las he visto muy puntualmente y cuando ha sucedido ha sido cuando una acción ha empezado a cotizar o ha habido alguna noticia muy importante. En este caso no ha ocurrido nada de eso. Ha sucedido al tratarse de dos valores con muy poco free float que han tenido un momento de calentón. 

A todo esto la CNMV apenas ha intervenido, dejando fluctuar el precio, y cuando lo ha hecho ha recibido quejas. Su intervención fue para calmar los ánimos en Pescanova indicando que la empresa no es la propietaria de la pesquera. La propia empresa dijo posteriormente que solo posee un 1.6% de la misma, y que de perder el pleito en el que está inmersa podría declararse en quiebra. Sin embargo ese aviso ha sido recibido con grandes críticas y solo ha parado puntualmente esa volatilidad. Las mismas voces que criticaron que la CNMV no tomara partido en acciones con grandes caídas son las mismas que se quejan del intervencionismo en este caso. Cuando Abengoa bajó hubo muchas críticas y cuando Pescanova ha subido ninguna. ¿Queremos que solo intervenga cuando nos interesa?. 

Si pedimos intervención en los mercados ha de ser en ambos lados. ¿Alguien cree que una empresa puede duplicar su cotización de un día para otro sin haber nada por medio? Nadie se creería que Telefónica o Inditex, por poner un ejemplo, duplicara el precio de un día para otro, ¿por qué en un chicharro sí?. De acuerdo que no es habitual que la CNMV salga a decir que un valor está sufriendo un calentón y que debería cotizar más barato, pero seguro que si no lo hace y en un momento se pincha la burbuja, que sería lo normal, se la criticaría por no avisar de ello. Cuando sube no hay que parar la burbuja pero cuando baja hay que defender a los accionistas. Si se sigue un criterio habrá que seguirlo en ambos lados, ¿no?. En cualquier caso, haga lo que haga la CNMV siempre será criticada.

Solo decir que si se está dentro de alguno de esos valores tan volátiles se tenga cuidado. No responden a ningún análisis técnico ni fundamental sus subidas ya que no ha cambiado nada en 2 días. Alguno considerará que estas subidas se producen de vez en cuando y que lo importante es estar dentro de valores así pero no es cierto. Estas volatilidades se dan en casos muy concretos y en circunstancias muy especiales. Esperar que se repita en otros valores es hacer un brindis al sol. No seré yo quien recomiende comprar o vender estas acciones, solo advertir de la peligrosidad de las mismas. De la misma manera que suben pueden llegar caer y entonces se pedirán cuentas a los reguladores. Si se está dentro habría que estar especialmente vigilante.

Esta entrada ha sido publicada en Otros y etiquetada como . Guarda el enlace permanente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.